Vencer al miedo a tomar decisiones. 3 consejos básicos, pero que funcionan para decisiones complicadas.

¿Cómo vencer al miedo a tomar decisiones?

Vencer al miedo es algo que todos tenemos que enfrentar en ciertos momentos de la vida.

Sobre todo en momentos donde tenemos que tomar decisiones importantes, por ejemplo, tomar la decisión de dejar un empleo seguro para lanzarnos a la aventura de emprender o dedicarnos a otra cosa.

Tomar decisiones no provoca miedo en sí, más bien son las consecuencias de esas decisiones lo que nos hace tener miedo.

Todos los días, y de forma constantemente, estamos tomando decisiones. Pero algunas de ellas ya son tan frecuentes (o comunes) que sabemos tomarlas sin ningún problema.

Decisiones triviales como: «¿Qué desayuno hoy?», «¿Cómo me visto para ir a la oficina?» «¿Acepto la invitación a este evento o mejor me voy para casa? ¿Voy al gimnasio o lo dejo para después?» etc.

Pero hay ciertas decisiones que pueden llegar incluso a paralizarnos o dejarnos totalmente en blanco.

Algunas de las más comunes, hablando de un proceso de reinvención profesional serían la decisión de:

  • dejar un trabajo seguro
  • cambiar de área profesional
  • elegir a qué cosa nueva dedicarnos
  • decidir qué tipo de negocio lanzar
  • decisiones económicas, por ejemplo, invertir en una formación de gran valor
  • etc.

La pregunta ahora es: ¿cómo le hago para vencer al miedo?

Aquí te van mis 3 consejos básicos para que funcionan muy bien, para vencer el miedo a tomar decisiones complicadas:

 

1. Respalda tus decisiones con un plan B

Te recomiendo que, cuando estes frente a una decisión difícil o complicada, analices todos los posibles escenarios como consecuencia de tomar esa decisión o no tomarla.

Recuerda que el miedo a tomar decisiones viene por la preocupación de las posibles consecuencias.

Para ello te recomiendo que utilices este cuadrante para tomar decisiones que te ayudará a vencer al miedo.

Responde a las siguientes preguntas:

lo mejor que podría pasar si tomo la decisión

lo peor que podría pasar si tomo la decisión

lo mejor que podría pasar si NO tomo la decisión

lo peor que podría pasar si no tomo la decisión

 

Y frente a los resultados que obtengas crea un pequeño plan B para reaccionar en el supuesto caso que obtengas dicho resultado.

Recuerdo que cuando quería vencer al miedo a tomar la decisión de dejar mi empleo me preguntaba constantemente: ¿qué es lo peor que me podía pasar?

Frente a todos mis escenarios (incluso los peores) siempre había una solución.

 

2. Toma las decisiones en el momento adecuado

No es bueno tomar decisiones cuando tu estado emocional no es el adecuado. Tampoco lo es tomar decisiones apresuradas o bajo estrés.

Si quieres vencer al miedo a tomar decisiones lo más recomendable es que no solo te prepares mentalmente para ello, sino también prepara el ambiente o el momento adecuado.

Toma decisiones cuando ya hayas reflexionado sobre las consecuencias, cuando te sientas respaldado porque sabes qué hacer en caso de que las cosas no funcionen como esperaba.

Elige la decisión correcta en un estado de serenidad, centrado en lo que estás haciendo, sin presiones de nadie.

Y recuerda, nunca pospongas una decisión esperando a que llegue el momento perfecto, porque no llegará. El momento «perfecto» lo tienes que crear tu y prepárate para cuando llegue la hora de tomar esa decisión

 

3. Piensa primero en ti mismo

A veces el miedo a tomar una decisiones viene por temor de lo otros puedan pensar o decir sobre nosotros.

Para vencer al miedo debes ser plenamente consciente que tus decisiones son solamente tuyas y a la primera persona que le van a afectar, tanto positiva como negativamente, es a ti.

Por supuesto que existen ciertas decisiones que afectan la vida de otros (por ejemplo si estás pensando en dejar tu empleo, pero tienes una familia que mantener, tendrías que hablar primero con tu pareja).

Si te da miedo lo que pueda pasar con las personas que te rodean, habla con ellos. Solo así vencerás el miedo a lo que pueda pasar con esta decisión.

Ahora, si tu decisión no les afecta directamente, sino lo que temes es a la crítica o a lo que pudieran pensar sobre ti, te animo a que seas un poco egoista de tu parte.

Piensa primero en tu felicidad y toma la decisión que te más te acerque a eso que realmente deseas.

Para vencer al miedo a tomar decisiones también puede servirte reflexionar y ser sincero contigo mismo preguntándote:

  • ¿Qué te haría más feliz?
  • ¿Qué decisión te daría más paz, tranquilidad o seguridad?
  • De qué crees que te arrepentiría más ¿de hacerlo o no hacerlo?

Preguntas como estas te harán conectar con aquello que realmente quieres y te ayudarán a vencer al miedo.

Además recuerda, a la persona que tienes que hacer feliz en tu vida es a ti mismo, no a los demás.

Vencer al miedo a tomar decisiones de una vez por todas , ¿será posible?

Mi respuesta es sí.

Porque tomar decisiones es una acción que, llevándola a la práctica constantemente, puede hacerse habitual para nosotros.

El problema es que tenemos tanto miedo a lo que pueda pasar que evitamos exponernos a situaciones dificiles y complicadas, por ende evadimos decisiones un poco más dificiles que las que estamos acostumbrados.

Mi consejo para ti, y que no solo te ayudará a vencer el miedo a tomar decisiones sino a otras cosas, es acostumbrarte a salir de tu zona de confort.

Esa zona donde nos sentimos “seguros” porque nada va a pasar, y ese precisamente es el problema:: ¡que nada pasa!

No pasa nada emocionante en nuestras vidas. Las cosas no suceden, sino que siguen estancadas en el mismo lugar. No avanzamos. Todo por el miedo a lo que pueda pasar.

Es muy normal que nos querramos quedar en la zona de confort por el miedo a:

  • el qué dirán
  • la incertidumbre
  • lo que pueda pasar
  • fracasar
  • equivocarnos
  • perder (tiempo, dinero, algo o alguien)
  • salir lastimados
  • etc.

Pero cuando te expones a tomar decisiones también estás experimentando lo que se llama salir de tu zona de confort.

Y esto no solo te ayudará a vencer el miedo a tomar decisiones, sino al resto de miedos posibles que pudieras tener.

Esto te llevará en definitiva a vencer al miedo a tomar decisiones de una vez por todas.

 

¿Conoces otros consejos para vencer al miedo a tomar decisiones?

En este artículo que escribí hace tiempo puedes ver otros consejos y herramientas para aprender a tomar decisiones difíciles.

Aquí solo te he compartido mi 3 básicos indispensables para cuando me encuentro frente a una decisión difícil de la cúal quiero salir pronto. :)

Ya verás como vencer al miedo a tomar decisiones no es tan complicado como parece.

Y aunque no lo creas, conforme te acostumbras a tomar decisiones el miedo cada vez será más fácil de vencer.

Me despido con la frase que más me encanta: Elige aquello que de pie a la mejor historia que puedas vivir.

Ahora tu cuéntame ¿cómo le haces tu para vencer el miedo a tomar decisiones?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad
* Tus datos están a salvo conmigo porque cumplo con el RGPD. Responsable: Tania Eufracio Finalidad: atender  a tus comentarios y dudas. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Webempresa y serán ubicados en los servidores de mi proveedor de email marketing ActiveCampaign suscrito al  PrivacyShield cuya política de privacidad puedes consultar aquí. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información sobre la Política de Privacidad aquí.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hey! No te vayas sin leer estos artículos también ;)

10 Áreas Divertidas Para Incursionar y Trabajar por Cuenta Propia

10 Áreas Divertidas Para Incursionar y Trabajar por Cuenta Propia

Trabajar por cuenta propia o ser una trabajadora autónoma (freelance) tiene sin duda muchas ventajas: Tienes control absoluto sobre tu trabajo e independencia (sin un jefe dándote ordenes) Tú decides tus horarios, con que clientes trabajar y cuánto cobrar por tus...