6 Sencillos Pasos Para Convertirte en Minimalista. Miniguía para Principiantes.

Ago 23, 2020 | Minimalismo

Convertirme en una persona minimalista ha sido sin duda una de las mejores decisiones de mi vida. ¿Por qué? porque gracias a ello logré ahorrar el dinero suficiente para dejar mi empleo de oficina, viajar por 2 años enteros con mi pareja y dar el salto a emprender para trabajar en lo que me gusta.

En estos casi 4 años que tengo viviendo este estilo de vida minimalista no solo he conseguido mi libertad financiera, sino también he simplificado mi dieta, pertenencias, salud, hogar y mi negocio.

Gracias al minimalismo puedo disfrutar de una vida mas simple y en equilibrio:

Hoy te voy a convertir cuáles fueron los primeros pasos que yo dí hacia este estilo de vida para que tu también puedas convertirte en un minimalista.

Cómo Convertirme en Minimalista

PARENTESIS: Antes que nada, te recomiendo que identifiques  todas las razones o motivos por los que te gustaría aplicar el minimalismo a tu estilo de vida.

¿Quieres liberar espacio en tu casa y deshacerte de cosas? Escríbelo en una hoja. ¿Te interesa salir de deudas o ahorrar dinero? ¡Escríbelo también! ¿Sueñas despedir a tu jefe? ¡Sí! eso también escríbelo. Tener bien clara tu motivación te ayudará a seguir adelante con los cambios necesarios que implica adaptar este nuevo estilo de vida.

Ahora si, vamos con los pasos para convertirte en minimalista:

1. Deshazte de lo Innecesario

El minimalismo no significa vivir sin cosas materiales; sino a despojarnos de los elementos sobrantes que solo quitan espacio, energía, tiempo y dinero.

Para deshacerte de las cosas empieza por:

  1. venderlas
  2. regalarlas
  3. donarlas
  4. tirarlas cuando ya veas que son inutilizables.

Empieza por algo muy sencillo como deshacerte de los duplicados: ¿para que tener dos paraguas cuando solo utilizas uno? ¿y si sacas del armario ese vestido verde que nunca usas porque prefieres más usar el negro?

2. Libera Tu Agenda

El minimalismo no solo aplica a las cosas; sino también a los eventos, tareas del hogar, cosas por hacer y todo aquello que te robe tiempo y espacio mental.

Piensa cuales son esas cosas que «tienes que hacer» que estás posponiendo por mucho tiempo. Piensa: ¿realmente la tienes que hacer? ¿es algo que quieres hacer en verdad o lo haces por compromiso? ¿pasaría algo malo si no la haces?

Deshazte de todos eso pendientes que no aporten valor a tu vida, delega aquellas cosas que no quieras hacer, aprende a gestionar mejor tu email & los mensajes de texto; y sobre todo, no aceptes cosas nuevas. Aprender a decir no y valora tu tiempo.

3. Hazlo Simple

También es importante que reserves tu energía para destinarla a esas cosas que te apetecen hacer: salir con tus amigos, pasar tiempo con tu familia, pareja o hijos; hacer deporte para estar en forma ¡o lo que quieras!

¿Cómo puedes aplicar el minimalismo a tu vida diaria y ahorrar energía? Simplificando las cosas. Encontrando una manera efectiva de hacer más con menos.

Empieza por hacer acciones que te darán mejores resultados o te acercarán a tus objetivo principal. Optimiza los recursos que ya tienes. Toma mejores decisiones. Haz todo aquello que haga las cosas más sencillas.

4. Viste con Menos

Si aplicamos el principio de Pareto o la ley del 80:20 a nuestro guardarropa, veremos que el 80% de la ropa que tienes solo la usas un 20% de tu tiempo; es decir, que hay un 20% de tu ropa que usas el 80% de las veces.

Admitámoslo, siempre vestimos nuestra ropa favorita; aquella que más nos gusta y nos hace sentirnos/vernos bien. Lo mismo sucede con los zapatos: la mayor parte del tiempo usamos aquellos con los que estamos más cómodos.

Empieza por sacar aquella ropa que ya no usas, no te queda o que nunca te pusiste. Reduce al mínimo esas prendas que puedes utilizar en ocasiones muy concretas. Si te animas, puedes probar tener un armario cápsula.

Esto también te ayudará a agilizar el tiempo a la hora de decidir que vestir.

5. Come Natural

Cuando descubrí que el minimalismo también se aplica a la cocina, no solo me ahorre mucho tiempo cocinando; sino que también simplifiqué mucho la compra de los alimentos y dejé de preocuparme tanto por el menú cada día.

Durante mi viaje apliqué el principio de Clean Eating o Comer Limpio. Es decir, consumir más alimentos integrales como frutas, verduras, proteínas magras, granos integrales y grasas saludables, limitando los alimentos envasados y procesados.

Ya en casa comencé a aplicar el Batch Cooking que consiste en cocinar alimentos que puedes guardar y conservar en la nevera o el congelador, y en raciones para que te sea más fácil usarlas. Con esto no solo ahorrarás tiempo y dinero, sino que también te vuelves un minimalista saludable.

6. Viaja Ligero

Viví 2 años viajando con tan solo 1 mochila de 10 kilos a mi espalda; el equivalente a una maleta de mano para llevar en la cabina del avión. Te puedo asegurar que viajar ligero es todo un placer.

  • No te preocupas porque se te pierdan u olviden las cosas
  • pagas menos en tu billete de avión
  • es fácil moverte de un sitio a otro
  • evitas el desorden en tu habitación de hotel
  • si quieres traer algún recuerdo de tu viaje a casa, ¡puedes hacerlo porque tienes espacio libre!

Cuando viajes, lleva menos ropa y lávala. Si llegaras a necesitar algo, recuerda que seguramente podrás encontrarlo en el lugar de destino.

Te invito a aplicar estos pasos poco a poco y a tu ritmo.

El minimalismo no es una meta a la que hay que llegar corriendo, sino más bien un camino para disfrutar. 

No olvides contarme en los comentarios cómo vas con tu progreso. ¡Bienvenida a la aventura del minimalismo!

Pst, pst… Ayuda a que más personas disfruten de los beneficios del minimalismo. ¡Comparte! :) ❤

Posdata:

Si te gustó lo que leíste puedes suscribirte a mi Newsletter para recibir contenido exclusivo en tu bandeja de entrada… A veces envío cosas muy buenas  que no publico en el blog ¿te lo vas a perder?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad.  (Aquí va el rollo legal):

Cumplo con el RGDP por eso te informo: Responsable: Tania Eufracio. Finalidad: Responder a tu solicitud de mensaje enviado a través de este formulario de contacto así como gestionar el envío de información y prospección comercial. Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo así como recibir la información necesaria para atender a tu solicitud. Destinatarios: Tus datos son guardados en WebEmpresa, mi proveedor hosting, que también cumple con el RGPD así como mi proveedor de Email Marketing MailChimp (encargado de tratamientos fuera de la UE, acogido a Privacy Shield). Derechos: Evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos así como se explica en la información adicional. Puedes consultar información adicional y detallada  sobre Protección de Datos en mi página Política de Privacidad y Protección de Datos.

© 2020 Tania Eufracio | Aviso legal & Política de Privacidad | Hospedados en Webempresa | Diseñado con ❤ con Elegant Themes