La Única cosa que te Impide Dejar tu Trabajo. Spoiler: no es el Dinero.

Jun 18, 2020 | Emprendimiento

¿Te gustaría dejar tu empleo para dedicarte a otra cosa? ¿Estás pensando en dejar tu trabajo para emprender tu propio proyecto, pero algo te detiene? ¡Te entiendo perfectamente!

Años atrás yo también estaba en la misma situación que tú, buscando una alternativa para dejar mi empleo de oficina y trabajar el algo que encajara mejor conmigo. Debo admitir que en aquel entonces no tenía muy claro a qué dedicarme, pero si sabía lo que NO quería.

Según las estadísticas, el 80% de los trabajadores están insatisfechos con sus trabajos ya sea porque:

  • no pagan lo suficiente
  • no hay reconocimiento por su esfuerzo
  • hay demasiado estrés o carga laboral
  • los horarios de trabajo son abrumadores
  • el trabajo no es divertido o ni siquiera tiene sentido
  • Y una larga lista de motivos que pueden hacer que odies tu empleo.

En este artículo quiero contarte cuál es la única cosa que te impide dejar tu empleo y te aviso: no es la falta de dinero, el desconocimiento de qué hacer, la falta de conocimiento sobre cómo emprender ¡no! La verdad es que el único obstáculo que te impide dejar tu trabajo es el miedo.

 

Lo que te impide Dejar tu Trabajo

La mayoría de las personas permanece años en empleos que no les gustan por culpa de las obligaciones económicas. Todos necesitamos dinero para vivir (obviamente); pero lamentablemente trabajar en algo que no te gusta solamente por dinero a la larga se hace insoportable.

Cuando tu trabajo deja de gustarte la salida más rápida es buscar otro empleo, pero ¿Qué pasa si ya no te quieres dedicarte a lo mismo? Tal vez sientes que te equivocaste al estudiar cierta carrera y quieres probar algo distinto. O quizás simplemente acabó tu etapa como empleado y quieres trabajar como freelance. Puede que siempre haya sido tu ambición tener tu propio negocio. Pero a la hora de plantearte la idea de dejar tu trabajo te das cuenta que no es tan fácil como se dice.

Tal vez creas que el dinero es tu principal impedimento para dejar tu trabajo, pero no hay que confundir. Tu verdadero obstáculo es más bien el miedo a quedarte sin dinero.

Lo primero que uno piensa a la hora de dejar un empleo es: ¿Cómo rayos voy a vivir? ¿Con qué dinero voy a pagar el alquiler? ¿y si trabajo por mi cuenta y no gano lo suficiente? ¿Y si emprendo un negocio y en lugar de ganar dinero, lo pierdo?

El miedo a meterte en apuros económicos es lo que realmente te ata a un empleo que no quieres. Y ¿sabes qué? Este miedo es absolutamente normal. Te voy a explicar por qué.

El miedo a meterte en apuros económicos

Es normal que tengas miedo a dejar tu empleo si ni siquiera tienes el dinero suficiente para cubrir tus gastos básicos. También es común tener miedo a no tener dinero para sobrevivir si tu negocio tarda en generar sus ganancias más tiempo del que esperabas. 

¿Qué es lo que tienes que hacer entonces?  Tener un buen colchón de ahorros que te permita dejar tu empleo con seguridad. 

Personalmente, no recomiendo a nadie que deje su empleo si no tiene al menos dos cosas:

  1. Un buen respaldo económico: lo aconsejable es tener por lo menos 1 año de libertad financiera.
  2. Una estrategia profesional: tener un plan para encontrar una nueva salida laboral. tienes varias opciones:
  • Hacer una nueva formación para buscar un nuevo empleo en un área distinta
  • Desarrollar un proyecto emprendedor con vistas a que se convierta en tu futuro negocio
  • Desarrollar una estrategia para trabajar por cuenta propia como freelance 

O como alternativa; hacer todo esto a la par de tu empleo actual. Toma más tiempo y esfuerzo, pero es una alternativa para seguir conservando tu entrada fija de dinero mientras te reinventas profesionalmente, lanzas tu proyecto emprendedor o empiezas a trabajar por cuenta propia.

 

Tengo dinero ahorrado, ¿es suficiente para dejar mi empleo? 

Tener un buen colchón de ahorros es indispensable, pero no creas que el dinero por sí solo soluciona el problema. Muchas personas a pesar de tener buenos ahorros no dejan su trabajo porque tienen miedo a lo que pueda pasar. Quizás te suene alguno de ellos:

  • Miedo a no poder generar suficiente dinero
  • No dar la talla si trabajas por tu cuenta (que te resulte complicado encontrar clientes)
  • A que tu idea de negocio no funcione.
  • Miedo a invertir y perder dinero.
  • Miedo a tener que empezar de nuevo.

No solo basta con tener dinero ahorrado, también necesitas cambiar tu manera de manejar tus finanzas para que no agotes tu colchón de ahorros antes de obtener los primeros resultados.

Si tu plan es liberarte de ese sistema que te tiene atado a tu empleo también necesitas liberarte del sistema que te tiene atado al consumo. 

Tener un negocio rentable toma tiempo. Lo mismo que hacer una carrera freelance. Por eso, tienes que aprender a manejar inteligentemente tu dinero, controlar tus gastos y utilizar herramientas de registro para tener tus finanzas en orden.

 

Los Miedos Más Comunes a la Hora de Dejar tu Trabajo

Haciendo de lado el miedo relacionado con la estabilidad económica, hay otro tipo de miedos que te pueden impedir dejar tu trabajo, por ejemplo, el miedo a tirar una carrera profesional por la borda.

¿Te asusta la idea de tomar una mala decisión al abandonar tu carrera en la ingeniería a cambio de ganarte la vida cuidando plantas? ¿Te preocupa dejar tu ascendiente carrera en los negocios por dedicarte a los viajes? ¿Qué van a decir tus colegas cuando se enteren que ahora trabajas haciendo ilustraciones?

O quizás te aterra la idea del «qué dirán». A todo nos da miedo equivocarnos y que hablen de nosotros. Nos da miedo ser el hazme-reír, que nos juzguen o critiquen. Tal vez te preocupa lo que puedan decir tus padres cuando vean que dejas de lado tu carrera o tu buen puesto de trabajo para aventurarte a trabajar en algo totalmente distinto.

Finalmente, pude ser que tengas miedo al fracaso; por ejemplo, que la ilusión por tu negocio se convierta en una mala experiencia. O que te veas forzado a volver a tu antiguo empleo. O incluso miedo al éxito: a que todo funcione y en cambio no te sientas preparado para lo que viene. 

Seguramente existan otros miedos más por ahí; sin embargo lo importante no es mencionarlos, sino averiguar como superarlos y avanzar aun a pesar de el miedo. ¿Quieres saber cómo le hago yo para superar mis miedo? Con dos sencillas cosas:

 

1. Ser realista y prepararme para el peor de los escenarios.

Piensa en qué es lo peor que podría pasar si dejas tu trabajo y crea un plan B para esa hipotética situación.  Por ejemplo:

  • A) Lo peor que me podría pasar es quedarme sin dinero. Solución: buscar un nuevo empleo para volver a generar dinero e intentarlo de nuevo.
  • B) Que mi idea de negocio no funcione o que fracase intentando trabajar por mi cuenta. Solución: pedir ayuda para validar mi idea e intentarlo de nuevo.

Haciendo este ejercicio comprenderás que lo peor que te podría pasar no siempre es tan malo como parece. 

2. Ser soñadora y entender que solo se vive una vez

A veces nos paralizamos tanto por el miedo que no perdemos la oportunidad de hacer algo grandioso con nuestras vidas. Y esto no solo aplica a dejar un trabajo ¡aplica para muchas cosas!

¿Cuántas cosas no has dejado de hacer por culpa del miedo? Después de todo, dicen que uno se arrepiente más de lo que no hace, que de lo que hace. Además, es mil veces mejor decir: «me acuerdo intenté emprender y paso esto»… que decir «¿qué hubiera pasado si al menos lo hubiese intentado».

El miedo no es malo. El miedo nos hace estar alertas y entender que debemos ser precavidos, pero no debes dejar que el miedo te paralice. Analiza cuáles son tus miedos y crea un plan realista que te haga sentir más seguro de dar el paso de dejar tu trabajo para buscar algo mejor para ti.

Y a ti, ¿Qué te impide dejar tu trabajo?  Cuéntamelo en los comentarios.

Pst, pst… Ayuda a que más personas superen el miedo a dejar su trabajo. ¡Comparte! :) ❤

Posdata:

Si te gustó lo que leíste puedes suscribirte a mi Newsletter para recibir contenido exclusivo en tu bandeja de entrada… A veces envío cosas muy buenas  que no publico en el blog ¿te lo vas a perder?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad.  (Aquí va el rollo legal):

Cumplo con el RGDP por eso te informo: Responsable: Tania Eufracio. Finalidad: Responder a tu solicitud de mensaje enviado a través de este formulario de contacto así como gestionar el envío de información y prospección comercial. Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo así como recibir la información necesaria para atender a tu solicitud. Destinatarios: Tus datos son guardados en WebEmpresa, mi proveedor hosting, que también cumple con el RGPD así como mi proveedor de Email Marketing MailChimp (encargado de tratamientos fuera de la UE, acogido a Privacy Shield). Derechos: Evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos así como se explica en la información adicional. Puedes consultar información adicional y detallada  sobre Protección de Datos en mi página Política de Privacidad y Protección de Datos.

© 2020 Tania Eufracio | Aviso legal & Política de Privacidad | Hospedados en Webempresa | Diseñado con ❤ con Elegant Themes