Cómo Ser Minimalista. Por qué lo vendí todo y Qué Ha Pasado Desde Entonces

May 20, 2020 | Minimalismo

Ser minimalista literalmente me ha cambiado la vida. No solo porque me permitió ahorrar el dinero suficiente para irme de viaje sin fecha de regreso, sino porque también me ha ayudado a:

  • vivir una vida más ligera y sin prisas
  • sentar las bases de mi libertad financiera
  • emprender de una manera sostenible & equilibrada
  • poder dedicarme a lo que me gusta sin la presión de tener que trabajar para sobrevivir
  • tener la libertad para viajar y vivir largas temporadas en diferentes países
  • mejorar mi autoestima al dejar de depender de ropa, maquillaje o accesorios
  • vivir de una manera más saludable

Entre muchos beneficios más. Y quizás ahora tú te preguntes cómo puedo ser minimalista. ¿por dónde empiezo? En este artículo te cuento un poco de cómo empezó mi proceso de convertirme en minimalista.

 

Cómo Ser Minimalista: por Dónde Empezó Todo

El minimalismo en pocas palabras es tener menos cosas materiales para vivir solo con aquellas cosas que son esenciales. Esta filosofía de vida nos invita a consumir menos, pero a disfrutar más.

Muchos piensan erróneamente que el minimalismo significa vivir de una forma pobre o austera, cuando la verdad es que el minimalismo es una herramienta increíble para construir tu independencia financiera.

Nos han hecho creer que la «buena vida» se encuentra en la acumulación y posesión de cosas materiales — entre más cosas tengas, más feliz vas a ser. Pero este estilo de vida nos lleva a vivir demasiado apurados y estresados, trabajando largas horas en empleos que no nos gustan para pagar las cuentas; cada día nos endeudamos más y parece un ciclo de nunca acabar.

Irónicamente este sistema es lo que hace que termines atrapado en un empleo; sin tiempo, sin energía y sin dinero para las cosas de la vida que probablemente te haría más feliz. ¿Y cómo es que estoy segura de todo esto? Porque yo estuve en esa misma situación.

Antes dependía económicamente de mi empleo para vivir, tenía deudas, no sabía en qué se iba mi dinero, no tenía nada de ahorros y la sola idea de dejar mi trabajo para viajar o trabajar por mi cuenta parecía una autentica locura o un sueño imposible de alcanzar.

Un día viendo Netflix me topé con el documental The Minimalist y debo admitir que me convenció fácilmente. Primero, me hizo darme cuenta de que no necesitaba muchas cosas para vivir bien; y segundo, que si en verdad quería irme de viaje no podía seguir con el estilo de vida tan consumista que llevaba. Además, no tenía sentido que siguiera acumulando cosas porque de cualquier manera no podría llevarlas conmigo.

Tras ver ese documental comprendí el gran impacto que el minimalismo podría tener en mi vida: no solo podría ahorrar dinero para viajar; sino también para renunciar a mi empleo y lograr construir el estilo de vida que quería para mi.

 

Primeros pasos para Ser Minimalista.

Empecé primero por deshacerme de la necesidad de comprar. Para ello tuve que enfocarme en las otras cosas (no precisamente materiales) que quería para mi vida; por ejemplo:

  • hacer un gran viaje
  • trabajar por mi cuenta y emprender
  • sentirme realizada al ganarme la vida haciendo lo que me gusta
  • poder manejar mis horarios a mi antojo
  • tener una estabilidad financiera
  • menos estrés y más bienestar
  • libertad de vivir en varios lugares
  • pasar más tiempo con mi pareja, amigos y familia

Ter muy claro la recompensa que conseguirás al aplicar el minimalismo en tu vida hace que los cambios no sean tan difíciles de llevar. En mi caso, comprender que hacer ese gran viaje me iba a hacer mucho más feliz que comprar cualquier nuevo objeto me ayudaba a no comprar cosas innecesarias.

Minimalismo no es dejar de gastar; sino ahorrar para comprar tu libertad.

Así que recorte mis deseos de comprar empezando por:

  1. Desuscribirme de Newsletters de ofertas, rebajas o promociones
  2. Eliminando mis cuentas de las tiendas online
  3. Borrando los datos de mi tarjeta de crédito del ordenador
  4. Dejando de pasear por tiendas y centros comerciales optando mejor por salir a la naturaleza
  5. Cortando el tiempo que pasaba en las redes sociales (constantemente estamos siendo bombardeados por publicidad o las fotos que vemos de los demás pueden incitarnos a querer lo que otros tienen).

Lo más importante es comprender que el limitarte a comprar cosas te permite comprar otras que quizás no sean objetos materiales, pero que valen muchísimo más.

 

Deshacerse de lo que sobra

Cuando mi pareja y yo decidimos que nos iríamos de viaje, sabíamos que tendríamos que vender nuestras cosas, hacer una mudanza a España (en ese entonces vivíamos en Alemania) y quedarnos solo con aquellas cosas que fueran importantes para nosotros ya sea por su valor monetario o sentimental.

Pero este paso no lo hicimos de un día para otro. Comenzamos primero por liberarnos del exceso de posesiones hasta quedarnos solo con lo verdaderamente imprescindible. Tan solo tres meses antes de irnos de viaje fue cuando comenzamos a vender el resto de nuestras cosas. Lo que no vendimos lo terminamos regalando a amigos, donando o tirando si ya no era utilizable.

Para deshacerte de lo que sobra puedes comenzar por:

  1. Ropa. Según las estadísticas, usamos el 20% de nuestra ropa el 80% del tiempo. Eso significa que muchos de nosotros tenemos armarios llenos de ropa que ya no nos gusta o que ya no nos queda bien y que solo están ocupando espacio.
  2. Muebles. Al eliminar el exceso de muebles en las habitaciones inmediatamente conseguimos más espacio y hasta un flujo nuevo de energía en nuestro hogar. 
  3. Aparatos y electrodomésticos. Piensa si realmente utilizas todos los aparatos que tienes en tu hogar, por ejemplo, nosotros rara vez usábamos la televisión porque veíamos las series y películas en la computadora. Así que la TV fue una de las primeras cosas que vendimos
  4. Misceláneos. Objetos varios como decoraciones, juegos, libros, herramientas, utensilios de cocina, etc.

Aprender a vivir con Menos

Reducir el deseo de comprar y deshacernos de las cosas que no necesitábamos  (en total recaudamos €4,790 al vender nuestras cosas) nos ayudó muchísimo para conseguir el dinero para viajar durante más de 1 año entero.

Una vez que dejamos nuestro empleo y nuestras cosas emprendimos el viaje con tan solo una mochila de 10 kilos cada uno. Ahora, después de estos 2 años de viaje, puedo asegurarte que elegir ser minimalista ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. No solo por la parte económica, sino porque descubrí que el minimalismo es más tiempo, más espacio y más energía para hacer las cosas que realmente te hacen feliz en la vida.

Aprender a vivir con menos es todo un proceso, no una meta en sí. Ser minimalista es un estilo de vida que a la larga trae grandes beneficios. Ya te he contado cómo empezó mi proceso en el minimalismo, ahora te toca a ti contarme por donde vas a empezar a ser minimalista.

 

PS. Ayuda a que más personas disfruten de los beneficios del minimalismo. ¡Comparte! :) ❤

 

Posdata:

Si te gustó lo que leíste puedes suscribirte a mi Newsletter para recibir contenido exclusivo en tu bandeja de entrada… A veces envío cosas muy buenas  que no publico en el blog ¿te lo vas a perder?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mi Política de Privacidad.  (Aquí va el rollo legal):

Cumplo con el RGDP por eso te informo: Responsable: Tania Eufracio. Finalidad: Responder a tu solicitud de mensaje enviado a través de este formulario de contacto así como gestionar el envío de información y prospección comercial. Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo así como recibir la información necesaria para atender a tu solicitud. Destinatarios: Tus datos son guardados en WebEmpresa, mi proveedor hosting, que también cumple con el RGPD así como mi proveedor de Email Marketing MailChimp (encargado de tratamientos fuera de la UE, acogido a Privacy Shield). Derechos: Evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos así como se explica en la información adicional. Puedes consultar información adicional y detallada  sobre Protección de Datos en mi página Política de Privacidad y Protección de Datos.

© 2020 Tania Eufracio | Aviso legal & Política de Privacidad | Hospedados en Webempresa | Diseñado con ❤ con Elegant Themes