Aprende a manejar la ansiedad y deshazte del estrés laboral.

Tu trabajo NO debe ser una fuente de estrés y ansiedad, tu trabajo debe ser una fuente de satisfacción y superación personal. Descubre aquí si tu trabajo te está poniendo bajo estres y cómo puedes arreglarlo.

¿Qué es el estrés y porque debes ponerle un alto right now?

¿Frecuente te sientes agobiado o sientes que ya no puedes más? ¿Tienes tantas cosas por hacer que te sobrepasan? ¿Sientes que has perdido el control de lo que sucede en tu vida y que el ritmo de vida que llevas va muy de prisa?

¿No duermes bien, tienes insomnio, estas cansado sin ganas de hacer nada cuando sales del trabajo? Señor, señora…lamento decirle que usted sufre de un caso grave de estrés y ansiedad

Para empezar… ¿qué es el estrés? Escuchamos hablar tanto de el cómo si fuera algo normal o común en la vida de las personas.

El estrés es un estado de sobre activación en nuestro cuerpo y mente que nos desborda, ya sea para bien o para mal.

Se estima que más de un 59% de los españoles sufren estrés laboral, más aparte otras pequeñas causas en la vida diaria que también añaden estrés otro poquito más de estrés a nuestras vidas.

Si tú te encuentras en un proceso donde tu trabajo no te gusta, sueñas con tu libertad (ser tu propio jefe) o tienes en marcha un proyecto pero que no avanza como deseas, es muy normal sentir estrés y/o ansiedad.

La función del estrés es ponernos en alerta ante ciertas situaciones para avisarnos a que pasemos a la acción. El problema viene cuando esa activación alta y se mantiene a un nivel constante. tweet

Cuando constantemente estás bajo estrés llega un punto donde ese sobre esfuerzo continuado es complicado llevar porque te produce una tensión constante que se siente a nivel físico y mental.

Esa tensión constante trae otras consecuencias como lo son la ansiedad: un estado mental lleno de una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad.

¿Acaso el estrés sirve para algo?

Pues bueno, su única función es la de activarte cuando algo nuevo, desbordante o inusual acontece en tu vida y que podría poner tu vida en peligro.

El problema es que en el día a día suceden constantemente cosas nuevas y que no necesariamente ponen en peligro nuestra vida.

Sin embargo, nuestro cuerpo y mente se mantienen en una situación de activación constante que termina por alterarnos.

La función del estrés no es buena o mala en sí. Podríamos decir que existe un estrés positivo cuando experimentas estrés, pero te sientes bien con ello.

Porque es un estrés que no te desborda, que tiene un sentido para ti y que has decidido libremente. Como cuando te emocionas por sacar tu proyecto adelante y disfrutas trabajar de más o trabajar contra reloj.

Hasta te motivas a ti mismo y aunque a pesar de ser una situación complicada o difícil, sabes que puedes conseguirlo.

En cambio, un estrés negativo es algo que no te hace sentir bien, que no lo eliges tú, que no tiene sentido para ti, y que te hace sentir que no puedes más.

Si el estrés que estás viviendo en tu vida te sobrepasa entonces es negativo. tweet

Entonces el estrés ¿es positivo o negativo?

Cuando sientes que no vas a poder con ello. Sientes que has sido obligado a hacer algo que no quieres o cuando lo que haces simplemente no tiene ningún sentido para ti entonces el estrés es negativo.

¡No es de asombrarse que más de la mitad de las personas sientan estrés laboral! Si están en un trabajo donde no quieren estar, haciendo algo que no quieren hacer y que su trabajo no tiene ningún sentido para ellos.

En el trabajo puedes experimentar estrés negativo cuando tienes actividades que no te gustan y te presionan por hacerlo. ¡No falta el jefe que quiere todo para YA!

Sientes estrés porque tienes que hacer lo que te dicen porque es tu trabajo y ¿qué más?

A pesar de que sabes que puedes hacer ese trabajo (porque tienes los conocimientos) sientes que a la larga esta situación te sobrepasará por qué sientes que tu vida no tiene sentido.

Tu vida se reduce a trabajar, esperar que lleguen los fines de semana, rezar por que te den tus vacaciones y nada mas ¿acaso tu le hayas sentido a ello?

Cuando estas constantemente bajo estrés negativo es obvio que te sientas mal y llegue un punto donde no puedas más.

Tu trabajo NO debe ser una fuente de estrés y ansiedad, tu trabajo debe ser una fuente de satisfacción y superación personal. tweet

Falsas creencias sobre el estrés. Cosas que te han hecho creer que son “normales” pero ¡nada que ver!

Erróneamente pensamos que estar bajo estrés es algo normal. Incluso hasta se admira a aquellas personas que saben trabajar bajo estrés.

Dentro de los requisitos para conseguir un empleo ya es muy normal ver que buscan a alguien que “disfrute trabajar bajo estrés” ¡WTF!

Trabajar constantemente bajo estrés NO es normal y no debe ser considerada como una habilidad. El estrés son momentos de activación pero no una activación constante.

Alrededor de esta cultura también te han contado otros mitos sobre el estrés que tienden a ser aceptados, pero eso no quiere decir que sean ciertos o correctos.

Te comparto algunos de ellos a ver si te suenan familiares:

  • El estrés es natural y positivo en la vida moderna.

Falso. El estrés tiene una función natural, si ya lo dijimos, para activar al cuerpo, pero eso no significa que estar constantemente bajo estrés sea algo natural. Lo natural es estar tranquilo, en paz y en equilibrio.

  • El estrés es necesario si quiero tener un alto rendimiento.

Falso. Tú puedes alcanzar un buen rendimiento solo si estás motivado a conseguir algo que realmente deseas, algo que te gusta y no algo que te han obligado a hacer.

  • El estrés es algo del cuerpo y se quita con un masaje, con relajación o con tan solo descansar y dormir.

Falso.  El estrés no es algo físico. Primero te afecta mentalmente y después aparecen los síntomas en tu cuerpo. Ósea que si tú ya sientes síntomas en tu cuerpo tu estrés ya está muy avanzado. Tapar con parches no llegará a la verdadera raíz del problema.

  • Si cambio mis hábitos, (como comer mejor o hacer ejercicio) mi estrés disminuirá.

Falso. ¡Claro que cambiar tus hábitos es bueno! Pero la misma creación de nuevos hábitos produce estrés. Si no has atacado de raíz la causa de tu estrés, estos cambios solo añadirán más estrés a tu vida.

  • Tomarme unas buenas vacaciones hará que el estrés desaparezca.

¿No te ha pasado que regresas de las vacaciones y sientes que necesitas vacaciones de las vacaciones? La mayoría de las veces cuando volvemos de vacaciones regresamos más cansado que antes. ¿Por qué? Por que el mero descanso o desconexión no cura de raíz el estrés

  • La culpa de mi estrés es mi trabajo, cuando baje la cargue de trabajo bajará mi estrés.

Falso.  El trabajo es una de las fuentes principales de estrés porque es el lugar donde más pasamos tiempo. (Por eso es super importante que hagas algo que ames y disfrutes)

Pero fuera del trabajo también hay otros factores de la vida persona que también producen estrés: cargas económicas, discusiones de pareja, compromisos o responsabilidades, etc.

  • La culpa de que tenga estrés son los demás.

Falso. ¡No puedes controlar lo que hacen los demás, pero si puedes controlar como reaccionas TÚ! Tú eres el que deja que estas situaciones te afecten o no. Y si lo que sucede a tu alrededor te estresa fácilmente es porque has perdido tu poder ante las circunstancias o ante los demás.

Has dejado que los otros influyan en tu vida negativamente colocándote constantemente bajo estrés y eso te está llevando a vivir una vida que no deseas para ti.

Manejar el estrés es parte de retomar el control sobre nuestra vida. Lo de afuera no lo puedo cambiar, pero lo que sucede dentro de mi si lo puedo transformar. tweet

La relación entre el Sr. Estrés y la Sra. Ansiedad

Con una función similar a la del estrés, la ansiedad sirve también para movilizarte, mantenerte alerta y dispuesto para defenderte frente a los riesgos y amenazas.

La ansiedad es un mecanismo de defensa mientras que el estrés es un mecanismo de activación.

Los síntomas de ambos son muy parecidos. Aquí te comparto un termómetro antiestrés y/o antiansiedad para conozcas algunos de los síntomas:

  • Síntomas físicos: desequilibrio en los hábitos como comer más, dejar de comer, dormir más o menos. Malestares cuerpo como dolor de estómago, tensión, dolor de cabeza, fatiga, agotamiento, etc.
  • Síntomas mentales como estar susceptible, enojado, impaciente, explotas fácilmente, dificultad de concentración, etc.

Escucha a tu cuerpo. Si tu cuerpo hablar es porque algo va mal por dentro.

La trampa del estrés es hacer que no te des cuenta de que estas estresado. Hace que te olvides de ti mismo para poner foco en el estímulo o problema exterior al que tienes que hacer frente. tweet

Existe algo llamado síndrome de indefensión, es cuando sientes que las cosas que te suceden ya están fuera de control y sientes que a pesar de que hagas algo, las cosas no van a cambiar.

Si no le pones un alto a tu estrés y ansiedad estarás encaminando tu vida a una situación más grave: la depresión.

Tú eres capaz de enfrentamos situaciones difíciles siempre y cuando sientas que tienes el control sobre la situación.

¿Cómo puedo darme cuenta de que estoy bajo un grave caso de estrés y ansiedad?

Cuando sientes que te desborda. Cuando te sobre pasa. Cuando sientes que poco a poco vas perdiendo el control sobre tu propia vida.

El estrés en sí no es una enfermedad, pero si es una señal de alerta de que algo no está bien ni contigo mismo ni con tu entorno.

Tu cuerpo te manda señales mentales y físicas que te avisan que algo va mal: impaciencia, tensión, pereza, preocupación, fatigas, pulso acelerado, dolor de cabeza, dolor de espalda, etc.

Como comentaba antes, el error es creer que con atacar directamente el dolor físico el estrés se irá, cuando la raíz del problema es mental.

Para saber si el estrés es pasajero o es un estado mental y físico constante puedes identificar el momento de tu vida en el cuál te encuentras actualmente.

¿Cuáles son los momentos de la vida más estresantes?

Hay una lista  hecha por Holmes-Rahe con un inventario de los acontecimientos más estresantes que el ser humano puede vivir.

Dentro de los acontecimientos mas estresantes están:

  • Muerte de la pareja
  • Divorcio o separación matrimonial
  • Encarcelación
  • Muerte de un familiar cercano
  • Lesión o enfermedad personal
  • Matrimonio
  • Despido del trabajo o estar en desempleo

Pero también están otros acontecimientos poco estresantes como lo son:

  • Navidades
  • Vacaciones
  • Cambiar hábitos alimenticios o de sueño
  • Actividades de ocio, religiosas o sociales
  • Mudanza
  • Cambo de turno en el trabajo o problemas con el jefe, etc.

Un acontecimiento es estresante cuanto más se te dificulta desconectarse de él. Si después de vivirlo aun te encuentras bajo estrés y ansiedad entonces es que el estrés es algo constante en tu vida

¿Cómo puedo entonces aprender a manejar el estrés?

1. Pide ayuda.

Tan fácil como sencillo: pide ayuda.

Cuando estás estrado no tienes tiempo, no escuchas a los demás, no permites ser ayudado ¡Ni siquiera te escuchas a ti mismo ni a tu cuerpo! Por que estas encerrado en una burbuja y no te das cuenta de lo que sucede a tu alrededor.

Si alguien más ha notado estrés en ti y te lo ha dicho tómalo como una señal de alarma. No hay nada más fácil que acudir con un experto que te ayude a manejar la ansiedad.

¿Quieres saber qué es lo qué puede hacer un profesional por ti?

Te comparto aquí el training gratuito que mi colega Yaiza Leal ha hecho para ayudarte a controlar el estrés y vivir sin ansiedad.

2. Busca el sentido de las cosas.

A veces hacemos cosas que no queremos hacer, que no tienen sentido; pero que nos sentimos obligados a hacerlas.

Tu mente y tu cuerpo no pueden estar en un lugar y mientras que tu corazón lo está en otro. tweet

El hecho de que NO haya sentido entre lo que piensas, lo que dices, lo que sientes y lo que haces trae un fuerte desequilibrio en tu vida.

El mejor ejemplo para ello es cuando te sientes obligado a estar en un trabajo donde no quieres estar, que no disfrutas, que no es para ti pero que tienes que estar ahí por qué entonces ¿Cómo sobrevives?

La vida no es solo trabajar y nada más. Y si vas a trabajar la mayor parte de tu vida más vale que sea algo con sentido, con propósito y que esté encaminado a ayudarte a vivir la vida que sueñas para ti.

Si quieres tener un trabajo con sentido ¡créalo tú! No te esperes a que tu trabajo soñado caiga del cielo. Tu mismo puedes comenzar a crear hoy tu propia marca personal para convertirte en un profesional independiente.

Puedes crear un proyecto paralelo a tu trabajo actual que te de más ingresos y más satisfacción personal que tu trabajo o puedes incluso llegar a convertirte en un emprendedor online y tener el trabajo de tus sueños

3. Aprende a desconectar.

El estrés malo tiene que ver con no desconectarnos de los acontecimientos y estar bajo constante activación.

Establece rituales de desconexión. Por ejemplo: ten momentos de silencios, dejar de hablar del trabajo al llegar en casa, salir a caminar, bailar, hacer ejercicio, hacer yoga, etc.

Recupera esos hobys que tanto te gustan. Haz aquello que te apasiona, donde fluyes y dejas de pensar en las cosas que te estresan para concentrarte en hacer al menos por 1 hora aquello que te encanta

4. Comienza a meditar.

Ir en silencio hacia tu interior. Ser consciente de tu estrés porque lo sientes en el cuerpo, pero meditar para interiorizar y estar en conexión con tu parte interna.

Nuestra verdadera naturaleza no es estar estresados.

La meditación te ayuda a ser consciente de quien eres y de que tu verdadera realidad no es estar estresado día tras día, sino tener paz interior y amor.

La felicidad es un estado interno que se logra cuando conectas contigo mismo. tweet

Siempre hemos sido seres poderosos, pero lo olvidamos; meditar te permitirá reconectar con tu poder interior y descubrir cómo usarlo.

5. Cambia tu mentalidad.

Cambia tu mentalidad de que todo lo de tu alrededor está en tu contra. Recuerda que el estrés se activa frente a situaciones de “amenza”.

Con la mente más clara cambiara tu percepción de las cosas. Todo sucede por una razón, acéptalo y comienza a verlo como algo bueno.

Cambia tu mentalidad respecto a ti mismo. Creencias como “yo no puedo”, “yo no sirvo” etc, te ponen bajo estrés innecesario.

Tratamos de sobrevivir y eso nos altera cuando experimentamos el fracaso o tenemos miedo a fracasar. Evolucionamos con una creencia muy competitiva, donde hay ganadores y perdedores y solo sobrevive el más fuerte.

Tener mentalidad de derrota no te ayudara en NADA.

Mejor comienza a creer que eres capaz de lograrlo, que tienes las habilidades necesarias y que puedes conseguir lo que te propongas a tu manera y con tus herramientas.

6. Responzabilízate.

Nadie es responsable de hacerte sentir bajo estrés. Tu eres responsable de lo que te está pasando y también puedes transformar tu realidad.

Cambia tu patrón de pensamiento. No pongas tu vida en manos de los demás o de las personas.

Muchas veces es más fácil ponerse como víctima y decir que todo nos sucede a nosotros (pobrecito de mi) y que por ello tenemos estrés.

Como cuando estás de buen humor y llega una persona negativa a la cuál tú dejas que te “arruine el día”. ¡No puedes controlar lo que hace esa persona, pero si puedes controlar la manera en la que tú reaccionas!

“Nadie puede herirme, pero puedo usar a los demás para lastimarme yo mismo.” Nadie puede ponerte bajo estrés sin tu permiso. Creer que alguien puede hacerte cosas es una creencia.

Si te sientes alterado por alguien, es porque estas intentado controlar a esa persona.

Responsabilízate de lo que sucede a tu alrededor, pero no te pongas a ti mismo bajo la influencia de cosas negativas que suceden a tu alrededor.

Constantemente estarás bajo presiones externas: familia, trabajo, relaciones, posesiones y es normal que les echemos la culpa de nuestro estrés a lo que nos sucede, pero estos factores son solamente influencias, no son los causantes.

Tu actitud frente a estas influencias es lo que provoca o activa tu estrés y ansiedad.

Y tú ¿Qué actitud que vas a tomar frente al estrés y la ansiedad en tu vida?

¿Vas a seguir dejando que las circunstancias o los demás controlen tu vida? ¿O vas a hacer algo al respecto para retomar el equilibrio que te permita vivir la vida que te mereces? ¡Controla tu estrés y tu ansiedad HOY mismo!

Y tú ¿como lo llevas con estrés? Cuéntamelo en los comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad
* Tus datos están a salvo conmigo porque cumplo con el RGPD. Responsable: Tania Eufracio Finalidad: atender  a tus comentarios y dudas. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Webempresa y serán ubicados en los servidores de mi proveedor de email marketing ActiveCampaign suscrito al  PrivacyShield cuya política de privacidad puedes consultar aquí. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información sobre la Política de Privacidad aquí.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sigue Leyendo

Cómo transformar una idea en un proyecto emprendedor

Cómo transformar una idea en un proyecto emprendedor.  Emprende online haciendo lo que te gusta convirtiendo tus ideas en un autentico proyecto emprendedor.  ¿Tienes una idea que da vueltas por tu cabeza y no logras llevarla a cabo? ¿Te gustaría emprender un proyecto...

Pregunta a los Expertos: ¿Cómo comunicarme mejor?

Pregunta a los expertos: ¿Cómo puedo aprender a comunicarme mejor? 12 consejos de los expertos para mejorar tus habilidades sociales y tu manera de comunicarte con los demás¿Te cuesta comunicarte con los demás? ¿Te gustaría expresar mejor tus ideas y lo que sientes?...

Convierte en una realidad el trabajo de tus sueños

Descarga GRATIS la guía que estabas buscando para convertir tu pasión en tu nueva profesión y pasa a formar parte del 20% de la población que sí ama su trabajo.

 

¡YEAH! QUIERO LA GUÍA
Share This