Cambia tu programa mental y diseña tu vida ideal.

 Transforma tus creencias limitantes, piensa positivamente, maneja tus emociones con éxito y cambiarás tu vida.

¿Alguna vez te has preguntado por que siempre te van mal las cosas, porque no eres feliz o porque te cuesta tanto conseguir lo que te propones?

Si eres de los que constantemente se pregunta cuál es la diferencia entre aquellos que sí logran lo que se proponen y aquellos que no, esto te puede interesar.

Si no estás viviendo la vida que te imaginaste vivir o no éstas del todo feliz y satisfecho con tu vida, no son las condiciones de tu ambiente lo que está determinado tu estilo de vida, sino el programa mental que tienes.

Lo que tengas dentro de tu mente determinará los resultados que obtengas fuera de ella. tweet

Cambia tu programa mental si quieres obtener mejores resultados

Al igual que una computadora necesita de software (programa interno) para trabajar, tu mente también necesita de un correcto un programa mental para producir los resultados deseados.

Si la computadora no funciona bien, no es problema de la computadora en sí, ¡Sino del mal software que tiene instalado!

Lo mismo sucede contigo. ¡No hay nada malo en ti! No es que tú no seas capaz de alcanzar lo que te propongas o que el éxito “no esté destinado para ti”, sino que tienes un programa mental que falla o que es insuficiente.

Probablemente ya sabes que tu cuerpo tiene limitaciones: tus brazos y piernas tienen un límite para estirarse, tu estómago tiene un límite para la cantidad de comida.

Tus pulmones solo pueden aguantar una cierta cantidad de tiempo con aire bajo el agua, tu vejiga solo aguanta hasta cierto punto antes de que explote, etc… tú ya sabes de lo que hablo.

Sin embargo, tu mente no tiene límites. Puedes crear, imaginar, pensar, diseñar, formular lo que sea.

El problema es que nosotros mismos somos los que nos ponemos limites. Luego no es de extrañarse que nuestra vida no sea la que deseamos vivir.

Quiero enseñarte a reprogramar tu programa mental para que mejores tu vida y puedas volver a retomar el control sobre tu destino.

En esta ocasión nos centraremos en 3 componentes básicos que componen tu programa mental.

Componentes de tu programa mental

Creencias: lo que crees es lo que creas en tu realidad

El programa mental que dirige tu vida está formado por creencias. Tus creencias son ideas que tu consideras verdaderas y válidas para ti.

Muchas veces tomas creencias que las adoptas como tuyas sin cuestionarte de dónde vienen o si son verdaderas o falsas.

Las creencias provocan que nos comportemos de una determinada manera. De este modo, una misma creencia puede ser potenciadora o limitante dependiendo de la situación donde nos encontremos.

Creencias limitantes

Las creencias limitantes son una percepción de la realidad que te impide progresar, crecer, tomar decisiones alineadas contigo o hacer cosas que te gustaría hacer.

Tal como su nombre lo indica, éstas creencias limitan a tu mente y a ti mismo. Si tu mente cree que no “hay nada por hacer” o que “no lo puedes lograr” no hará el esfuerzo siquiera por alcanzar lo que deseas para ti mismo.

Cuando te dices a ti mismo NO PUEDO condicionas al cerebro para creer que es verdad que no puedes.

En realidad no es cierto que no puedas, ¡claro que puedes! pero de tanto que te la dices y la piensas terminas condicionando a tu mente sea verdad.

Luego intentas conseguir aquello que te habías propuesto y al no conseguirlo le das pie a tu cerebro para “reforzar” aquella creencia.

Es entonces cuando dices: “¡lo sabía! sabía que no podría hacerlo.” o “ya sabía que no lo iba a lograr”

¡Pues claro! Por que con tus creencias tu has creado tu realidad. Si desde un principio creías (y te habías convencido) de que no ibas a poder algo, es lógico que ese fuera el resultado final de tus acciones.

Henry Ford: “Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón”

Tus creencias condicionan tus reacciones, tus respuestas, tus acciones, tus actitudes y tus resultados frente a lo que te pasa allá afuera. tweet

Pero, si en verdad deseamos algo con muchas ganas, ¿Porque terminamos auto-saboteandonos con ese tipo de creencias?

Por que las creencias limitantes se forman en base a las experiencias que hemos vivido o porque las hemos aprendido de otras personas.

Lo malo de ello es que el cerebro tiende a adoptar con mayor facilidad las experiencias que son negativas.

Por que así crea un mecanismo de “defensa” para protegerte de situaciones nuevas o que te puedan colocar en peligro.

Por una mala experiencia que hayas vivido, por ejemplo donde no fuiste capaz de conseguir algo que querías, tu mente es capaz de condicionante para que creas que NUNCA JAMÁS lo lograrás logrando así que se te quiten las ganas de siquiera intentarlo y evitar que salgas “lastimado” de nuevo ante el fracaso.

Muchas veces miras en otros limitaciones que tú adoptas inconscientemente como propias por culpa del mismo mecanismo protector, osea el miedo a experimentar lo mismo que esa persona.

Por ejemplo, cuando ves que alguien monta un negocio y a los meses tiene que cerrarlo. Tú creas una creencia de que emprender es muy arriesgado o que puedes fracasar fácilmente.

Para que no te veas expuesto a ese “riesgo” tu mente pone límites para que tú creas que si él no pudo tú tampoco podrás y es así como crea un programa mental erróneo.

Creencias empoderadoras

Por otro lado, existen las creencias empoderadoras.

Lo contrario al ejemplo anterior sería decir “si el pudo, yo también puedo.”

Las creencias empoderadoras te empoderan en lugar de limitarte, te ayudan a crecer a progresar, a sentirte poderoso, a sentir que puedes conseguirlo, sentir que puedes transformar tu vida y cambiar TODO lo que quieras cambiar

Las creencias limitantes nacen del miedo, las creencias empoderadoras nacen del amor. tweet

Las cosas o las experiencias que vives no son buenas o malas en sí mismas, todo depende del significado que tú quieras darle.

Todo lo que suceda a tu alrededor te hará tener una creencia, ya se ha positiva o negativa en base a tu percepción de las cosas; esto es lo que forma tu programa mental.

Es tu responsabilidad elegir las creencias que te ayuden a crecer en la vida.

Necesitas detectar las creencias limitantes para poder transformarlas en otras empoderadoras y formar un programa menta que sea eficiente.

Aquí te muestro un ejemplo:

Creencias limitantes Creencias empoderadoras
Cambiar mi situación actual no es tan fácil Me siento capaz de hacer algo por cambiar el rumbo de mi vida
Ojala pudiera cambiar mi vida, pero ya es imposible Mientras viva aun tengo la posibilidad de hacer algo grande con mi vida
No tengo dinero para alcanzar lo que me he propuesto Puedo encontrar la manera de conseguir el dinero que necesito
Me da miedo equivocarme al tomar esta decisión Tengo que ser fiel a mis principios y hacer lo que lo creo y siento que es lo correcto
En la vida todo es cuestión de suerte Yo soy 100% responsable de mi vida y tengo el poder de transformar mi destino
Es muy difícil que lo que vivir la vida que a mi me gustaría vivir Tal vez no sea fácil conseguir mis sueños, pero voy a lograrlo porque se que lo conseguiré

Tu vida es como es por el “programa mental” que llevas instalado.

No estás destinado para fracasar, estas “programado” para fracasar. tweet

No es culpa de tuya el hecho de que hasta ahora no has alcanzado lo que deseas para tu vida, sino es por culpa de las creencias limitantes que tienes instaladas en tu programa mental.

Cambiando tu programa mental puedes cambiar tu vida y por ende transformar tu destino. Más adelante te mostraré cómo hacerlo.

Pensamientos: un pequeño pensamiento puede cambiarlo todo

“No hay fuerza más poderosa que la mente humana. Quien domina la mente lo domina todo” tweet

Los pensamientos no son lo mismo que las creencias. Los pensamientos son aquellas ideas que vienen a tu mente como resultado de la percepción  y de la manera en la que ves las cosas.

Tú puedes tener pensamientos negativos o puedes tener pensamientos positivos. Puedes elegir ver el vaso medio vacío o verlo medio lleno.

Elige tus pensamientos, y no dejes que tus pensamientos elijan por ti.

Al igual que las creencias, que pueden ser limitantes o empoderadoras, los pensamientos pueden ser negativos o positivos.

Los pensamientos negativos son aquellos que te causan daño y sufrimiento, y son destructivos, te provocan baja autoestima, son juicios  de crítica a uno mismo o hacia los demás

En cambio, los pensamientos positivos son constructivos y aportan beneficios, soluciones y paz interior.

Tus pensamientos determinan la vibración que desprendes, y esta vibración es la que atrae o aleja de ti ciertas experiencias, situaciones o personas.

Tus pensamientos, al igual que tus creencias, también influyen en tu lenguaje y en tu comportamiento. 

Si tus pensamientos son negativos, tendrás un programa mental deficiente. Si tus pensamientos son positivos tendrás un programa mental que te ayude a alcanzar lo que te propones.

Emociones. Según los sentimientos y las emociones que alimentes, así será tu vida

Daniel Goleman dice que al menos un 80% del éxito de una persona proviene de su inteligencia emocional.

Y es que las emociones no vienen del corazón, vienen de la mente, específicamente del sistema límbico.

El miedo, la felicidad o el enojo, así como las demás emociones, tienen su principal base en esta red de neuronas.

“La emoción es la respuesta de nivel básico que crea reacciones bioquímicas en el cuerpo alterando el estado físico actual.”

No debemos confundir los sentimientos con las emociones.

Los sentimientos son las asociaciones mentales y las reacciones que tenemos hacia las emociones y están condicionadas por nuestras experiencias personales.

Las emociones para en como respuesta del cuerpo hacia estímulos externos. Los sentimientos van apareciendo a medida que tu cerebro interpreta tus emociones.

Las emociones, osea la manera en la que reaccionas a lo que te pasa, condiciona tu vida entera.

El papel de las emociones en tu programa mental se basa en los sentimientos que deja marcados en ti.

Las emociones son rápidas. Son instintivas y de corta duración. Las puedes notar porque sientes que tu presión arterial sube o notas que los latidos de tu corazón van más rápido.

Los sentimientos en cambio son una alteración en el estado mental. Son generadas en el subconsciente y se quedan en tu memoria emocional de manera duradera y recurrente.

Si no sabes manejar correctamente tus emociones no podrás controlar lo que sucede en tu vida.

Una persona que no controla sus emociones temporales, termina tomando decisiones permanentes que le pueden traer consecuencias de por vida.

No eres responsable de tus emociones, pero si de tus reacciones ante esas emociones.

Cuando aprendes a manejar tus emociones eres más consciente de crear sentimientos favorables para tu programa mental logrando así avanzar en la vida.

Tu decides si crear sentimientos que te ayuden a crecer, o adoptar sentimientos que limiten tu avance.

Aquí tienes un ejemplo de los sentimientos más comunes en los cuales las personas suelen crear su programa mental.

Sentimientos positivos Sentimientos negativos
Euforia: Te hace sentir que todo lo puedes y que la vida es magnífica Tristeza: Un estado negativo que provoca malestar
Gratitud: Sentimos agradecimiento por alguien Impaciencia: Sentimiento de necesitar algo ahora.
Admiración: Cuando miras a algo o alguien de forma positiva Envidia: Sentimiento que se produce al desear algo que no se tiene y que posee otra persona.
Agrado: Algo te gusta. Enfado: Disgusto o mala disposición.
Afecto: Es una sensación placentera al conectar con alguien. Celos: Sentimiento que surge al pensar que va a perder a algo o alguien.
Optimismo: Ver la vida de manera positiva y sin miedo a hacerle frente. Indignación: Malestar ante algo que se considera injusto.
Amor: Un sentimiento complejo que expresa lo mejor de nosotros mismos. Odio: Repulsión hacia una persona.
Satisfacción: Una sensación de bienestar por algo que ha ocurrido. Venganza: Ganas de hacer venganza, pero no necesariamente hay que llevarla a cabo.

 

¿Cómo distinguir las emociones de los sentimientos?

La importancia de las emociones radica en los sentimientos que tu subconsciente crea y que se quedan almacenadas en tu mente.

En base a los sentimientos que tengas, serán las decisiones que tomes y los actos que hagas en tu vida.

Si tu en un momento de tu vida, sentiste enojo por parte de algo o alguien que hizo algo hacia tu persona, tu puedes decidir vivir esa emoción (experimentarla) y dejarla pasar.

Es tu decisión dejar que esa emoción que se quede instalada en tu mente con un sentimiento de rencor, odio o venganza o dejarla ir.

Saber tomar decisiones acertadas, donde las emociones influyen, es lo que se conoce como inteligencia emocional.

Aquí tienes una tabla comparativa para que te sea fácil identificar cuando tienes una emoción o cuando tienes un sentimiento.

 

Emoción Sentimiento
Lo identificas en tu cuerpo Lo tienes en tu mente
Reacción a estímulos externos Crea conexiones internas
Surgen por instinto Las crea tu subconsciente
Duración temporal Duraderas con el tiempo

 

Consejos para reprogramar tu programa mental

Identifica de dónde provienen tus creencias limitantes

¿En donde se encuentran tus creencias limitantes?

En todas aquellas áreas de tu vida donde sufres, donde sientes que no puedes hacer algo, que no te sientes realizado, que sientes que has perdido el control, que sientes que otras personas te afectan.

Otras son creencias pre-instaladas: ¿que cosas te decían tus padres?, ¿qué cosas aprendiste de tu entorno? ¿que comentarios escuchaste una y otra vez que te hicieron desconfiar de ti mismo’ ¿qué situaciones viviste que te marcaron profundamente? ¿que cosas te dijeron que te lastimaron?

Sólo tomando consciencia de eso que te incomoda es como podrás cambiar tus creencias.

Si te cuesta cambiar ciertas actitudes o hábitos no saludables es posible que existan creencias que están sosteniendo ese comportamiento e impidan el cambio en tu vida.

El primer paso para reprogramar tu programa mental es cuestionar tus creencias.

Existe un fenómeno estudiado por la psicología que se llama “El efecto Pigmalión” o también conocido por “La profecía autocumplida”.

Consiste en que si crees en algo (acerca de ti mismo o de tu propia capacidad) durante mucho tiempo y con muchas ganas, esto que crees acaba siendo real.

¿Qué puedes hacer para cambiar tus creencias?

  1. Detecta cuál es tu creencia limitante. Identifica qué creencia limitante quieres cambiar. Por ejemplo: “Jamás podré aprender inglés”
  2. Toma conciencia del beneficio que obtienes de creer en ello.Darte cuenta de su intención positiva: ¿Qué hay de bueno en esa creencia que hace que mantengas ese pensamiento? Seguramente creer que jamás podrás aprender inglés hace que tu mente se sienta seguro frente a la incomodidad de tener que aprender un nuevo idioma o evitar así posibles burlas por mala pronunciación, etc.
  3. Elige una nueva creencia potenciadora. Tiene que tener la misma intención positiva que la creencia limitante anterior. Si la anterior creencia quería hacerte sentir seguro, es necesario que la nueva creencia potenciadora mantenga esa intención protectora. Creer que aprendiendo inglés te hará sentir más seguro de ti mismo, por ejemplo en tu trabajo, hará que tu pensamiento cambie. Así por ejemplo puedes cambiar tu creencia por “Puedo sentirme más seguro en mi trabajo aprendiendo inglés”
  4. Práctica esa nueva creencia. Es necesario que pienses de manera consciente la nueva creencia durante un largo tiempo hasta que se vuelva inconsciente y automática y guíe tu comportamiento hasta alcanzar lo que deseas.

 

Si quieres saber más a fondo sobre el proceso para cambiar tus creencias te invito a leer este artículo.

Cambia tus Pensamientos negativos por positivos

¿Sabías que los pensamientos negativos son adictivos? ¡Si! Por que generan adrenalina y otras sustancias que producen adicción.

Por eso es que a la mayoría se les hace más fácil tener pensamientos negativos que positivos.

Para pensar positivamente tienes que desintoxicarte primero ¿Como? Siendo consiste de tu forma de pensar.

Escucha tus pensamientos, analizalos y mira si te gustan ¿Qué te dices más a menudo? ¿Qué es lo que más te repites en la cabeza?  ¿Te gusta la manera en la.que piensas?

Te propongo un ejercicio: durante un día entero escribe la mayor cantidad de pensamientos posibles.

Solo cuando prestes atención a tus pensamientos serás capaz de identificar la negatividad en tu vida para transformarla en un programa mental positivo y enfocado al éxito.

¿Qué tipo de pensamientos negativos sueles tener hacia los demás, hacia lo que ocurre en tu vida,  o hacia tu persona?

¿Te criticas duramente diciéndote que no vas a poder, que no vas a saber, que todo lo haces mal? ¿Cómo te hablas a ti mismo? ¿Te insultas en tu mente o a los demás? ¿Maldices lo que sucede a tu alrededor?

El diálogo que tienes dentro de tu cabeza puede servirte para muchas cosas, tanto para bien como para mal. De acuerdo a tus pensamientos será tu lenguaje. tweet

Una vez que escuchas un pensamiento negativo tienes dos opciones:

a)  Seguir alimentando ese pensamiento y hacerlo más grande, más negativo, más doloroso. Los pensamientos negativos recrean el dolor, el sufrimiento, la queja y todo lo malo que te pasa. Viviéndolo una y otra vez y dejandote estancado en esa situación donde te encuentras.

b) O tomar la decisión de cambiar esos pensamientos negativos por otros que te ayuden, te motiven y te aporten bienestar.

Las creencias limitantes se sustituyen por creencias empoderadoras. Los pensamientos negativos en cambio se arrancan de raíz y se toma la decisión de pensar positivamente. tweet

Canalización correcta de las emociones

Cuando sientes cualquier emoción en tu interior, lo mejor es manifestarla en el exterior y no “tragársela” para ti solo.

Puedes hablar con alguien  sobre lo que estás sintiendo, puedes elegir vivir tus emociones en privado, o puedes usar un medio externo para canalizarlas.

Hablar con alguien sobre tus emociones implica desahogarte con una persona de confianza contándole lo que te ha sucedido dejando así salir esa emoción de adentro.

Si decides hacerlo a solas, puedes elegir un lugar privado donde saques tus emociones de adentro.

Recuerda que las emociones son percibidas en tu cuerpo, las puedes notar cuando sientes que tu corazón se acelera, te sudan las manos, lloras, gritas, aumenta tu pulso etc.

Si te cuesta canalizarlas, con alguien o a solas, puedes elegir un tercer medio. Muchas personas canalizan sus emociones por medio del deporte, la música, las artes o cualquier otro medio.

Por ejemplo, puedes escribir en un papel todo lo que sientes. Desahogarte con tu propia escritura te ayudará a sacar todas esas emociones que te costaba liberar.

Solo aprendiendo a manejar tus emociones serás capaz de elegir los sentimientos con los cuales quieres que te vida sea dirigida. tweet

La inteligencia emocional es un tema de estudio amplio. Necesitas formarte en ello. No basta con decidir cambiarlo como en el caso de las creencias o los pensamientos.

Las emociones y los sentimientos son más complejos de lo que parecen, por que no solo condicionan nuestro programa mental, sino nuestro cuerpo. Por ello es importante que aprendas a desarrollar tu inteligencia emocional.

La inteligencia emocional te dará la libertad que buscas para controlar tus emociones y decidir por ti mismo el rumbo que quieres que lleve tu vida.

Beneficios de cambiar mi programa mental

Cuando cambies tus creencias, cuando pienses de manera diferente y cuando controles tus emociones despertarás a la realidad.

Entenderás perfectamente como funciona la vida y por que es que unas personas avanzan en la vida y otras no.

Dejarás de sufrir, de sentirte víctima y recuperarás el poder que habías perdido sobre tu vida.

Eres el creador de tu propia realidad, puedes cambiar tus circunstancias, sean cual sean, y puedes elegir el estilo de vida que deseas y que en verdad te haga feliz.

Por eso dicen que si quieres cambiar tu mundo tienes que comenzar por cambiarte a ti mismo.

Cuida tus pensamientos porque se convierten en tus palabras
Cuida tus palabras porque se convierten en tus acciones
Cuida tus acciones porque se convierten en tus hábitos
Cuida tus hábitos porque se convierten en tu carácter
Cuida tu carácter porque se convierte en tu destino.

Comienza hoy mismo a reprogramar tu mente y a diseñar un programa mental que te ayude a encaminar tu vida hacia esa vida que deseas para ti.

Y a ti, ¿cuales son las creencias que te cuestan cambiar? ¿Sueles pensar de manera positiva o de manera negativa? ¿Cuales son las emociones y los sentimientos en torno a los cuales gira tu vida?

20 Comentarios

  1. Amparo Bonilla

    Todo se puede con el poder de la mente, a veces somos muy negativos y eso es lo que traemos a nuestras vidas, si cambiamos el chic, las cosas mejoran efectivamente,

    Responder
  2. Amparo Bonilla

    Todo se puede con el poder de la mente, a veces somos tan negativos que eso es lo que atraemos a nuestras vidas, si cambiamos el chic, todo mejora efectivamente.

    Responder
  3. Alexandra Dacier

    Excelente post, si un día fuéramos capaces de analizar el poder que tenemos para ir por la vida convencidos de que tenemos poder para hacer posible aquellas cosas que queremos, nuestra mentalidad fuera otra. Nuestras creencias tiene el poder de ayudarnos a dar lo mejor que tenemos o lo peor, para no dejar que nuestros pensamientos nos consuman es necesario identificar que tipo de inteligencia emocional tenemos.

    Responder
    • Tania

      Definitivamente. Aprender a controlar nuestro programa mental es poder, poder para hacer que las cosas sean distintas y mejores.
      Y ese poder radica en nuestra mente ;)

      Un abrazo Alexandra!

      Responder
  4. Gabriela

    Hola Tania! Estoy muy de acuerdo con la frase de Daniel Goleman que mencionas y dice que el 80% del éxito de una persona proviene de su inteligencia emocional.

    La manera en la que pensamos desde el momento que nos levantamos e iniciamos el día es clave, puede ser que seamos personas con un excelente poder emocional pero eso no evita que hayas momentos en el día que veamos las cosas negras sin embargo es ahí que entra en juego este poder, en la manera y la rapidez con la que aclaremos nuestra mente y vida.

    En la medida en que aprendamos a manejar nuestras emociones seremos capaces de elegir cuales serán los pensamientos y sentimientos que dominen nuestras vidas.
    Abrazos!

    Responder
    • Tania

      Así es Gaby, la clave esta en saber manejar todo nuestro programa mental y “resetearlo” cuando vemos que no nos ayuda nuestra forma de pensar o de sentir cuando enfrentamos ciertas situaciones de la vida. Hay personas que frente a un problema no ven posibilidades alguna, y creen que no tendrán éxito; otras personas en cambio transforman sus creencias para creer que aun pueden conseguir lo que se proponen y eso es lo que les hace ver posibilidades y alcanzar por fin el éxito que estaban buscando.
      Un abrazo!

      Responder
  5. Florencia Pagano

    Hola Tania!
    Muy interesante todo tu artículo. Lo he leído muy detenidamente porque es un tema que me interesa mucho.
    Sabía el tema de las creencias limitantes y sobre el poder de la mente. Pero no tenía tan claro el tema de las emociones y los sentimientos.
    Con los ejemplos tan prácticos que nos nombras trataré de cambiar mi programa mental para tener una vida más feliz y más cercana a los objetivos que me he propuesto.
    Abrazo!

    Responder
    • Tania

      Hola Florencia, me alegro que los ejemplos te hayan ayudado y sobre todo que ahora ya sabes que los sentimientos y las emociones también forman parte importante de nuestro programa mental.
      Mucho éxito en tus objetivos y a seguir viajando! :D

      Responder
  6. Ere Gonzalez

    Que interesante y completo artículo. La diferencia entre emociones y sentimientos me pareció muy interesante. Es muy cierto que lo que permitimos quedarse en nuestra mente, determina nuestras desiciones y hasta nos predispone a ciertos resultados. Por eso siempre insisto en ser críticos con lo que vemos y oímos, distinguir lo cierto de lo falso, porque la mentira causa mucho daño. Saludos ?

    Responder
    • Tania

      Hola Ere, así es; tal como pensemos en nuestra mente así será nuestra realidad.
      Y el hecho de que nos predisponemos es muy cierto, por eso luego no nos asombra tanto que algo nos suceda porque mentalmente ya lo habíamos atraído a nosotros. Como cuando decimos: “sabia que esto me iba a pasar”… la clave esta en pensar positivamente, por que lo negativo siempre atrae mas. Y en cuanto a las creencias, la clave está en cuestionarlas y detectar si son creencias fundadas o infundadas.

      Un fuerte abrazo! :)

      Responder
  7. Marta Bernal

    ¡Hola, Tania!
    Me encanta todo lo que cuentas en el artículo. Llevo un tiempo trabajando mis creencias limitantes, sobre todo, el no puedo y las cuestiones de merecimiento y riqueza. Eso me ha limitado muchísimo en mi vida.
    Respecto a la gestión de emociones y pensamiento.Cada vez tengo más claro la importancia del pensamiento positivo, respirar y escucharme antes de actuar. He me ha hecho afrontar situaciones en los últimos meses que muchas personas se sorprenden de mi entereza y cambio de actitud. He aprendido que pase lo que pase no es el fin del mundo, todo circunstancia que nos surja es un aprendizaje y hay que respirar hondo, poner una sonrisa en nuestras caras y seguir adelante ;)
    Millones de gracias por tus palabras.
    Son de gran ayuda y muy necesarias para aprender a tomar las riendas de nuestras vidas.

    Un fuerte abrazo y,
    gracias, gracias y millones de gracias :)

    Responder
    • Tania

      Hola Marta, me alegra escuchar que estas tomando consciencia de la importancia de las creencias, pensamientos y sentimientos que forman tu programa mental. pero sobre todo, me alegra que estés tomando cartas en el asunto. Muchas veces no entendemos por que nos ocurren ciertas cosas y cuando investigamos el trasfondo es cuando nos damos cuenta que todo radica en nuestra mente.

      Te deseo mucho éxito y mucho animo en aquello con lo que estas trabajando.
      Te mereces una vida de éxito y plenitud.
      Un fuerte abrazo guapa!

      Responder
  8. Elizabeth

    Bien dicen que lo que dices recibes! es por eso que esto del programa mental me parece tan fascinante. Mientras mas te repites lo bien que estas o estaras mejor te sale todo, porque esa fuerza interna. Gracias por tan maravilloso post

    Responder
    • Tania

      Hola Elizabeth, es como la frase que dice: todo lo que creas, creas.
      Por eso es super importante ser conscientes de las cosas que tenemos dentro de nuestra cabeza y reprogramar nuestro programa mental en caso de ser necesario.

      un saludo! ;)

      Responder
  9. María Sánchez Fabián

    Hola. Me ha encantado leer tu post sobre cambiar nuestro programa mental, esto es lo que quiero hacer y me ha venido de perlas leerte. Muchas gracias por tanta información y tantos consejos. Suelo ser bastante negativa y quiero cambiarlo, con tus consejos seguro que lo cambio pronto. Besos.

    Responder
    • Tania

      Hola María, me alegro mucho que este post te haya ayudado.
      Veras como con compromiso y dedicación logras cambiar todos aquellos pensamientos negativos que tienes en tu programa mental.
      Mucho animo y un fuerte abrazo!

      Responder
  10. Diana Garces

    La mente es súper poderosa y eso de las creencias nos jode de una manera que nos puede dañar la vida.

    Por eso me encanta tu visión del tema y las ideas que das para canalizar correctamente las emociones, algo que desde luego mejorará tu relación contigo misma, tu cuerpo y con otras personas. Además, los beneficios son geniales y todo puede ser más fácil de lo que imaginamos. Cambiar el programa mental es el primer paso.

    Solamente requiere compromiso y responsabilidad y un tercero punto ganas de cambiar y de ver las cosas de otra manera. Me encanta este tema, me anoto tu post para tenerlo de referencia para el tema que trato de creencias limitantes :)

    Responder
    • Tania

      Hola Diana, me alegra que te haya gustado.
      Y tal y como tu dices, todo es cuestión de comprometerse uno mismo y de hacerse responsable por lo que uno tiene en su programa mental.
      Cuando nacemos, no tenemos ninguna de esas ideas implantadas en la cabeza; es el entorno quien nos hace crear esas creencias, pero eso significa también que nosotros podemos cambiar nuestro programa mental si así lo queremos ;)

      Responder
  11. Guille Moroni

    Hola Tania,

    Me encantó tu artículo, lo leí detenidamente porque quería atesorar varias de tus reflexiones.

    Si bien tenía en claro que los sentimientos son más duraderos que las emociones, otros aspectos los desconocía.

    El ejemplo que utilizaste sobre “aprender inglés” está genial para extrapolarlo a la crencia limitante que podamos estar enfrentados.

    Concido con lo que dices sobre que podemos estar “programados” para fracasar pero no significa que ese sea nuestro destino final.

    Es que, mediante un trabajo profundo, podemos ir cambiándo dicha mentalidad.

    Aunque no todos los días sean buenos , es posible ver “algo bueno” cada día.

    Te felicito Tania…muy completo tu post ;)

    Un abrazo

    Responder
    • Tania

      Así es Guille! Nadie esta hecho para fracasar, son nuestras creencias y todo nuestro programa mental el que nos hace actuar con el enfoque erróneo. Todo es cuestión de ajustar el programa mental para enfocarnos al éxito, la felicidad y la prosperidad.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad
* Tus datos están a salvo conmigo porque cumplo con el RGPD. Responsable: Tania Eufracio Finalidad: atender  a tus comentarios y dudas. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Webempresa y serán ubicados en los servidores de mi proveedor de email marketing ActiveCampaign suscrito al  PrivacyShield cuya política de privacidad puedes consultar aquí. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información sobre la Política de Privacidad aquí.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sigue Leyendo

Cómo transformar una idea en un proyecto emprendedor

Cómo transformar una idea en un proyecto emprendedor.  Emprende online haciendo lo que te gusta convirtiendo tus ideas en un autentico proyecto emprendedor.  ¿Tienes una idea que da vueltas por tu cabeza y no logras llevarla a cabo? ¿Te gustaría emprender un proyecto...

Como manejar el estrés y la ansiedad laboral

Aprende a manejar la ansiedad y deshazte del estrés laboral. Tu trabajo NO debe ser una fuente de estrés y ansiedad, tu trabajo debe ser una fuente de satisfacción y superación personal. Descubre aquí si tu trabajo te está poniendo bajo estres y cómo puedes...

Convierte en una realidad el trabajo de tus sueños

Descarga GRATIS la guía que estabas buscando para convertir tu pasión en tu nueva profesión y pasa a formar parte del 20% de la población que sí ama su trabajo.

 

¡YEAH! QUIERO LA GUÍA
Share This